• Sandevid en Facebook
  • Sandevid en Twitter
  • Sandevid en Instagram
  • Sandevid en YouTube

5 curiosidades sobre los años bisiestos

Como ya sabrás (y si no te lo decimos nosotros), este 2020 es bisiesto. ¿Qué quiere decir? Pues que este año febrero tiene 29 días en lugar de 28. Vaya, que si ya te querías quitar de encima este mes, vas a tener que esperar hasta el domingo, porque mañana sábado será 29 de febrero.

No sé si os pasará a vosotros, pero aquí en Sandevid los febreros bisiestos nos generan una curiosidad enorme. Así que nos hemos abierto un botellín de tinto de verano Sandevid (sin alcohol, evidentemente, que para eso estamos trabajando) y nos hemos puesto a investigar para despejar todas nuestras dudas sobre los años bisiestos.

Calendario año bisiesto 2020: 29 de febrero

Fuente: dineroenimagen.com

1. Los años bisiestos suceden cada 4 años

Cada año está formado por 365 días, que es más o menos el tiempo que tarda nuestro planeta Tierra en dar la vuelta alrededor del sol. Decimos más o menos porque en realidad tarda 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos. Si hacemos cuentas, a lo largo de 4 años sumamos las horas, minutos y segundos necesarios para obtener un día extra.

No obstante, como estas cifras no son exactas, hay que hacer pequeños reajustes. De este modo, podemos concluir que son bisiestos los años que se pueden dividir entre 4, excepto los años divisibles entre 100 (sin embargo, si se pueden dividir entre 400, sí que son bisiestos). ¿A quién no le explota la cabeza? ¡Con este lío necesitamos otro Sandevid para asimilarlo!

2. Origen de los años bisiestos

El origen de los años bisiestos se remonta al primer siglo antes de Cristo, en plena hegemonía del Imperio Romano. El emperador Julio César se dio cuenta de que el calendario no se ajustaba como debía al paso de las estaciones. Por aquel entonces, el año estaba formado de 355 días y, cada dos años, se añadía un mes extra de 22 días.

Además de afectar a los días festivos, esto era un lío de importantes dimensiones. Así que Julio César, asesorado por su astrónomo de confianza (esto puede sonar un poco absurdo, pero es verdad) decidió reorganizar el calendario y así surgió el día bisiesto de febrero.

Escultura de Julio César, origen del calendario actual

Escultura del emperador Julio César

3. Por qué febrero es el mes con menos días

De nuevo nos tenemos que remontar hasta el Imperio Romano para dar una explicación. El mes de julio fue designado así en honor al emperador Julio César, igual que sucedió posteriormente con el mes de agosto y el emperador César Augusto.

Antiguamente, agosto tenía menos días que julio. Así pues, puesto que Augusto se tenía que equiparar a Julio César y su mes debía tener, al menos, los mismos días que julio, agosto acabó robándole esos días que necesitaba para tener 31 al pobre febrero.

4. ¿Qué pasa con la gente que nace el 29 de febrero?

Una de las preguntas más frecuentes es qué hacen aquellas personas que nacen un día 29 de febrero. Como dirían en nuestra serie favorita: “¿Y los niños? ¿Es que nadie piensa en los niños?”.

Hace un tiempo sí que había problemas a la hora de inscribir a los recién nacidos en el registro civil. Los funcionarios aconsejaban a los padres inscribir a sus hijos el 28 de febrero o el 1 de marzo. Sin embargo, con el paso del tiempo esta costumbre se ha perdido y ahora se registra a la criatura el día de su nacimiento con total normalidad.

Pero vamos a las celebraciones, que sabemos que es lo que os interesa… A nivel práctico, como es obvio, cada uno celebra su cumpleaños cuando le viene en gana. Los hay que lo celebran cada 4 años, coincidiendo con el 29 de febrero de su aniversario real, aunque también los hay que lo celebran cualquier otro día cercano a esa fecha sin más, sin tener en cuenta si se trata de un año bisiesto o no.

Eso sí, un dato curiosísimo que hemos leído es que, atendiendo a los criterios de la magia blanca, es recomendable que los nacidos el 29 de febrero den comienzo a la celebración de su fiesta de cumpleaños después de las 12 de la noche del 28 de febrero. La magia igualmente aconseja que el festejo no se extienda más allá de las 5 de la madrugada del 1 marzo. Si no os lo creéis, haced como Julio César y preguntad a vuestra persona de confianza.

Gato negro, símbolo de mala suerte

5. Año de malos augurios

La ciencia nos explica por qué cada cuatro años encontramos un febrero bisiesto. Sin embargo, a menudo se ve como una señal de mala suerte. En primer lugar, ya sabemos lo negativo que es el ser humano por naturaleza y la gente tiende a verlo como un día más de trabajo y responsabilidades, cuando en verdad se trata de una oportunidad extra que tenemos para cumplir con nuestros propósitos del año, luchar por nuestros sueños o simplemente sonreír y disfrutar de un día con nuestros seres queridos.

Por otra parte, en algunos países como Escocia o Grecia siempre se ha mirado con recelo al mes de febrero y se considera que casarse cualquier día de un año bisiesto traerá mala suerte. Además, durante años bisiestos han ocurrido tragedias tan impactantes como el hundimiento del Titanic (en 1912) o el asesinato de Martin Luther King (en 1968).

¿Qué te parecen todas estas curiosidades de los años bisiestos? A nosotros nos ha encantado investigarlas porque hemos resuelto todas nuestras dudas de una vez por todas. Eso sí, creemos que lo importante es que, sea el día del año que sea, lo disfrutes a tope. Y si es con un buen tinto de verano Sandevid, mejor aún.

Compartir:

  • Sandevid en Facebook
  • Sandevid en Twitter

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], gdpr[privacy_bar], cookieconsent_dismissed

Advertising

Analytics

_ga, _gat_UA-152637957-1, _gid, _utma, _utmb, _utmc , utmz

Other