• Sandevid en Facebook
  • Sandevid en Twitter
  • Sandevid en Instagram
  • Sandevid en YouTube

Entrevista a La la love you: «No tenemos prejuicios»

La la love you es uno de los grupos más destacados del punk-pop en español, compuesto por Roberto, David, Rafael y Celia. Su espíritu fiestero y buenrollero es sin duda lo que más nos llama la atención de esta banda, que cuenta historias de amor cotidianas con un encanto especial que engancha y hace saltar a cualquiera que las escuche. Y sí, has adivinado bien, hay guitarras y bajos muuuuuy cañeros.

La banda publicó varias maquetas y después sacó a la luz en 2008 su disco Umm, qué rico! con Familia Musical. Posteriormente, ficharon con la discográfica underground Subterfuge Records y sacaron su disco homónimo, La la love you, en 2013, que ha dejado temazos que la mismísima Amaia ha recomendado, como por ejemplo «Más colao que el Colacao».

Hemos hablado con uno de sus componentes, David, sobre su música, el reguetón y el futuro de la banda, entre otras cosas. Allá va la entrevista 😉

Miembros de la banda La la love you

En primer lugar, deciros que vuestra música nos encanta. Nos parece una propuesta muy interesante que destaca por ser muy diferente a la mayoría de sonidos mainstream de la actualidad, que suelen acercarse a ritmos latinos. ¿La música latina es un estilo que escuchéis u os influya o pasáis bastante de ella?

No es nuestro fuerte ni nos pasamos el día perreando je, je, pero el reguetón y la música urbana latina se han convertido en un género tan grande y tan variado que, por supuesto, hay muchas cosas que nos gustan. ¡No hay prejucios en La la love you!

Definís vuestra música como punk-pop, ¿qué artistas os inspiran? Nosotros vemos muchas influencias como Pignoise, Lori Meyers o incluso Avril Lavigne.

Lori Meyers, ¿la canción de «Nofx»? Creo que tenemos muchas influencias muy variadas, pero sin duda una de ellas es el punk-pop rollo Avril Lavigne. Somos muy fans de Blink 182; en los ensayos siempre hacemos versiones de ellos. Y, sobre todo, de los Ramones.

La mayoría de vuestras canciones son muy cañeras y las guitarras eléctricas es lo que más predomina. Sin embargo, «El fin del mundo», vuestro último tema, tiene un sonido que recuerda bastante al de muchas bandas indies de nuestro país. ¿Tenéis pensado seguir ese rumbo a partir de ahora?

Mmm… No lo sé. No ha sido algo premeditado. Cuando empezamos a arreglar «El fin del mundo», pensábamos que le quedaba muy bien esta onda más discotequera. Nos gusta mucho cómo ha quedado, así que no descartamos repetir esta línea.

Nos intriga de dónde procede vuestro nombre de grupo, pero nos intriga aún más el nombre que teníais antes, ¿cómo decidisteis llamaros Malpighi? Es muy curioso y suena divertido.

Pues Malpighi creo que es algo del riñón. Rafa, Rober y David nos conocimos en el instituto y montamos el grupo. En el libro de ciencias leímos esa palabra y nos pareció (no entiendo por qué) que molaba. Al tiempo, se nos pasó el interés por la ciencia y lo cambiamos por La la love you, que es el nombre de una canción de los Pixies.

Y ahora que hablamos de comienzos… ¿cómo recordáis vuestros principios en la música?

Pues un caos. Lo mismo que ahora. Todo lo fuimos improvisando sobre la marcha. En el instituto nos gustaban los mismos grupos y queríamos ser tan guays como ellos, ¡así que montamos el grupo! Nos repartimos los instrumentos casi al azar porque en realidad no teníamos ni idea de tocar, je, je. Un tiempo después se incorporó Celia. ¡Ella es otro nivel!

Nos encantan vuestras letras porque muchas de ellas tienen un encanto adolescente irresistible, por ejemplo, «Más colao que el Colacao» o «Irene». Nos hace que nos imaginemos las típicas escenas de instituto americano. ¿Qué os inspira para hacer este estilo?

Je, je, pues no lo sé. Cuando te has visto la saga de American Pie quince veces, supongo que sale solo. Además, es que somos (y seremos) unos eternos adolescentes. ¡No lo podemos evitar!

Vamos a seguir jugando con vuestras canciones… Tenéis una llamada «Laponia», en la que afirmáis ir hasta el Polo Norte por amor. ¿Por qué o por quién iríais hasta tan lejos en la vida real?

Los cuatro somos unos románticos y se nos va bastante la olla… Así que por amor iríamos hasta Laponia haciendo la croqueta si hace falta. ¡Cosas peores hemos hecho!

Miembros de la banda La la love you

Otra de vuestras canciones es «Alucina vecina». ¿Con qué es con lo que más habéis alucinado últimamente (para bien o para mal)?

¡¡Con la gente que viene a los conciertos!! El último, el de Madrid, fue absolutamente increíble. La gente estuvo cantando desde la primera a la última canción a grito pelado. Alucinante, en serio. ¡Mil gracias a todos los que vinieron!

También tenéis un temazo titulado «Es inevitable». Y ahora queremos sacar los trapos sucios: ¿qué manías tienen vuestros compis de banda que no pueden evitar?

Manías no sé, pero si hay algo que no podemos evitar, es discutir sin parar en los ensayos. Más que ensayos son competiciones profesionales de cabezotas. Pero al final, nos entendemos.

Nuestra canción favorita de vuestro último disco es «El momento perfecto». ¿Cuál es vuestro momento perfecto para tomar un tinto de verano Sandevid?

¿Tinto de verano, colegas y un par de guitarras? Creo que eso me vale 😊

Todas estas canciones que hemos ido mencionando son de vuestro último disco, La la love you (2013). A pesar de que salió a la venta hace 7 años, habéis seguido lanzando nueva música, pero parece que ahora apostáis más por el lanzamiento de singles sueltos. ¿Se debe a la forma de consumir música de vuestros seguidores? Llama la atención porque la mayoría de artistas que lanzan su música a través de sencillos sueltos tienen más relación con la escena urbana o latina.

Je, je, nos hemos copiado entonces. Más que pensando en la forma de consumirla, es por la forma de producir nosotros esa música. Ir sacando singles nos permite currar de una forma más inmediata. Escribimos una canción, la grabamos y sale. No nos obliga a esperar a tener un disco entero y es más espontáneo. Así las canciones representan mejor el momento del grupo.

Siguiendo con el tema de los singles sueltos, ¿tenéis pensado recopilarlos y lanzarlos todos juntos en un disco, tenéis intención de hacer un trabajo completamente inédito o ni lo uno ni lo otro?

¡No lo tenemos muy claro! Un híbrido, como tú dices, puede ser una buena opción; recopilar varios singles y añadir las nuevas canciones que estamos haciendo. Como decía, nos gusta el formato single, pero a la vez mola sacar un disco físico, un vinilo que se pueda colocar en una estantería debajo del póster de Ramones.

Una de las cosas que más debate la gente en nuestro país es la delgada línea entre lo mainstream y lo indie. ¿Cómo os sentís vosotros al respecto?

Tampoco lo sé (este es mi triste nivel respondiendo a entrevistas, decir a todo «no lo sé»…). Mainstream no creo, porque nunca hemos formado parte del circuito de la industria mainstream. Y tampoco sonamos a Vetusta Morla (gracias a Dios). Así que no sé, etiqueta en blanco a rellenar por el consumidor.

Hablando de esta frontera, Amaia nos parece un buen ejemplo de cómo es posible hacer convivir lo comercial con lo alternativo, ¿no creéis? Además, nos pareció un momentazo cuando os recomendó en La Resistencia; seguro que fue un gran impulso para vuestra música.

Claro, que te recomiende alguien del nivel (y del buen gusto) de Amaia ayuda mucho.

Componentes del grupo de punk-pop La la love you

Otra de las cosas por la que os queríamos preguntar es cómo fue el momento de fichar por un sello alternativo como Subterfuge Records, que publica a cantantes tan destacados como Anni B Sweet. ¿Cómo ha cambiado vuestra forma de hacer música?

Nosotros hemos sido muy fans de muchos grupos de Subterfuge, así que para nosotros fichar por ellos era como fichar por los Chicago Bulls. Es un sello muy ecléctico, con una forma muy amplia de entender la música, así que uno se puede sentir libre de hacer la música que quiera.

En Sandevid nos encanta la fiesta y el buen rollo, así que os queríamos preguntar por vuestra anécdota más surrealista de algún día que hayáis salido de fiesta.

Una vez, Roberto y yo, de vacaciones, salimos de fiesta por el barrio de West Hollywood, en Los Angeles. Íbamos diciendo «¿Te imaginas que nos cruzamos con Marky Ramone?». Pues entramos en un bar y estaba allí, tomándose una cerveza. ¡Parecía una broma!

Y por último, en Twitter siempre compartimos la canción del día. ¿Qué temazo nos recomendáis para que compartamos en esta red social?

«Señorita», de Planeta No. Un grupo chileno brutal, que además nos ayudó con los arreglos electrónicos de «El fin del mundo».

Compartir:

  • Sandevid en Facebook
  • Sandevid en Twitter

Debes tener 18 años para poder visitar esta web

Por favor, verifica tu edad